Registro de Aceptaciones Impagadas

Precisamente, con RAI (Registro de Aceptaciones Impagadas) es pertinente señalar que siempre está actualizado y estructurado; se consulta la información básica de cada deudor en lo referente a los efectos impagados por una persona jurídica; el importe total de la suma de dicha morosidad y la fecha de la última incidencia de pago.

Es generalmente utilizada porque combina datos sobre patrimonio y fiscalidad.

La función del RAI es clara: determinar exactamente qué riesgos presentan determinadas compañías si concretan una solicitud de crédito.

Encontramos, asimismo, otro dato a tener muy en cuenta del RAI. Las compañías que pasan a formar parte de esta mega base de datos tienen, como mínimo, que presentar una deuda por un valor superior a los 300 euros, ya sean en cheques, pagarés, letras de cambio, entre otros instrumentos.

Para realizar su solicitud particular o jurídica rellene nuestro formulario y nuestros asesores se pondrán en contacto con usted en la mayor brevedad posible.